#FadeInFadeOut #2: entrevistamos a Luciana De Mello y Leonardo Sabbatella

Por Helena Perez Bellas el 31.05.17 en Podcasts

Segunda edición del podcast de Libres, #FadeInFadeOut. Esta vez dialogamos con Leonardo Sabbatella y Luciana De Mello, ambos escritores y colaboradores de diversos medios. Conversamos sobre música, literatura, discos favoritos, hábitos al momento de escribir y algunas cosas más. En esta nueva emisión se suma Sam a la conversación. Play.

Leonardo Sabbatella

El streaming es en calidad MP3 de 128kbit/s

En referencia a los discos de Charly Garcia:

Decía cosas que yo no podía decir o que ni siquiera sabía que quería decir. Viste que muchas veces también pasa con los libros. Lee alguien que sabe conceptualizar ponerle forma a las cuestiones de la experiencia o abstractas que uno siente, tiene impresiones… no puede darle esa forma… Yo sentía que Garcia lo hacía. Y de una forma perfecta.

Lo que me pasa con Páez… no me pasa en términos personales. No escucho Fue Amor y me acuerdo de una vieja relación. Yo escucho Fue Amor y no pienso en el fin de una relación amorosa, pienso en las veces que escuché esa canción en mi casa de Merlo, escuchando las canciones por primera vez. Yo vuelvo a esas atmósferas.

Me fascina la abstracción de la música.

Las canciones de Serrano van a encontrar en el tiempo un lugar mejor que la actualidad les da.

Sobre Leonardo: es escritor, trabaja para diversos medios periodísticos y da clases. Publicó dos novelas en la editorial Mardulce y tiene una tercera en camino. Tiene rulos. Mantiene un blog llamado Los Efectos.

Luciana De Mello

El streaming es en calidad MP3 de 128kbit/s

La familia es el escenario más salvaje de nuestra forma de convivir. No sé qué quedara de eso en el futuro. Adentro de las familias suceden las cosas más terribles. Y al mismo tiempo si hay una forma de redirmirse es también para adentro, en la familia. Son las personas que más cuesta entender, perdonar.

Sobre la frontera:

Es una tierra seca, sin agua. Es una tierra roja como la de Misiones. Con pisos de laja que calientan y empieza a hervir. Es un bardo de ruidos y de colores y de santerías y de cambistas. Las veces que estuve, que fue en la infancia… las imágenes son mucho más impresionistas…

No me veo escribiendo historias que hagan reir.

Es difícil de sostener el relato oral, con los nuevos entretenimientos. Yo tengo cuidado igual, porque escuché muchas historias que no tendría que haber escuchado tan chica.

Sobre Luciana: editó su primera novela Mandinga de Amor por Seix Barral. Colabora con Página 12 y da clases en el Centro Universitario de la cárcel de Devoto.